El remolino de viento que azotó la prefectura de Ilía en el oeste de Peloponeso este jueves por la tarde provocó graves desastres, entre los que destaca la destrucción parcial de la red de electricidad en la región.
El remolino destruyó los tejados de varias viviendas, desarraigó árboles y provocó daños materiales importates.

Mientras tanto, de consideración grave son los daños producidos en hogares, cultivos e infraestructuras públicas por las inundaciones que afligieron el miércoles la prefectura de Laconia. Según se estima por las autoridades, el coste de recuperación será superior de los 50 millones de euros.

En la isla de Zakynthos, las lluvias torrenciales provocaron la destrucción de edificios antiguos y problemas graves en la red de electricidad.