En un entorno positivo se ha celebrado este miércoles la reunión entre el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Nueva York.

En la agenda del encuentro predominaron la cuestión chipriota, las oleadas de refugiados e inmigrantes así como temas de interés exclusivamente bilateral, con énfasis especial en el fortalecimiento de las relaciones económicas y comerciales entre Grecia y Turquía, mientras ambos líderes coincidieron en poner en marcha a la brevedad un Consejo Supremo de Cooperación entre ambos países.

Grecia manifestó su apoyo a la política adoptada por el gobierno de la República Chipriota en la cuestión de la división de la isla, mientras que ambos lados acordaron emplear todo recurso necesario para limitar el fenómeno de los flujos migratorios.

Además, el mandatario griego también planteó la cuestión de la reapertura de la Escuela Teológica de Jalki.

Por otro lado, la parte turca planteó la cuestión de la minoría musulmana en Tracia Occidental, así como de los monumentos otomanos en Atenas y Tesalónica.

Ambos líderes coincidieron en la necesidad de una cooperación bilateral estrecha, con el objetivo de construir un contexto positivo que beneficiará tanto a los pueblos de los dos países, como a la estabilidad en la región.