En la segunda jornada del Consejo Europeo que empieza esta tarde en Bruselas los gobiernos de Grecia y Chipre van a pedir que se impongan sanciones contra Turquía por su actitud beligerante e intransigente en el Mediterráneo oriental.

Atenas pone fin a la posibilidad de reanudar los contactos exploratorios con Turquía como se había acordado, tras las nuevas provocaciones y los actos unilaterales, caso de la nueva misión del buque de investigación “Oruc Reis” al sur de la isla de Kastelorizo y dentro de la plataforma griega.

Eso es lo que trasmitirá a sus homologos europeos el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, igual que lo hará a sus colegas del Partido Popular Europeo que se reunirán antes del Consejo.

Recordamos que hace dos semanas los líderes europeos en el anterior Consejo Europeo se comprometieron a revisar en diciembre la evolución de la crisis en el Mediterráneo y a adoptar sanciones contra Erdogan si persiste en su actitud beligerante. También han amenazado con emplear “todos los instrumentos a su disposición” si Turquía no sigue la senda del diálogo”.