Una disputa aguda se ha disparado entre el Gobierno y la Nueva Democracia (ND), el mayor partido de la oposición, a raíz de un reportaje publicado en el rotativo “Documento”, que revela los supuestos beneficios que ha obtenido la compañía farmacéutica multinacional Novartis y otras industrias del sector, que se estiman a unos 65 millones de euros, por decreto del ex ministro de Salud, Ádonis Yeorguiadis, durante la legislatura anterior bajo mandato de la ND y precisamente unos días antes de que él abandonara la cartera.

En un comunicado, la oficina de prensa del primer ministro insta a la ND que considere la gravedad de las acusaciones, añadiendo que el pueblo griego está esperando unas respuestas al respecto.

Por su lado, Yeorguiadis ha rechazado las acusaciones en su contra y ha hablado de un complot de difamación.