En contacto permanente se encuentran las delegaciones competentes del Gobierno griego y de las instituciones con el objetivo de cerrar con éxito las negociaciones sobre la evaluación del programa de rescate de la economía nacional.

En declaraciones exclusivas a la ERT, el primer ministro, Alexis Tsipras, estimó que no será necesaria una Cumbre extraordinaria de los países de la eurozona para tratar el sunto de Grecia.

Según fuentes cercanas a las negociaciones, la propuesta de los acreedores internacionales sugiere recortes en las pensiones de una cantidad equivalente al uno por ciento del PIB en 2019, pero se concede a la parte griega un margen necesario de ajustar eventualmente los recortes, para que no se vean afectadas las pensiones básicas.

En Bruselas se filtra que en caso de que el Ejecutivo heleno acepte la propuesta sobre política fiscal, se consolidan ya los requisitos necesarios de formular en la reunión de Malta un marco general de acuerdo, que permitirá la vuelta de las delegaciones de las instituciones a Atenas para cerrar la segunda evaluación del programa de rescate de la economía griega.