Su solidaridad al pueblo albanés ha manifestado el Gobierno griego, así como la UE y todos los países balcánicos, tras el fuerte movimiento telúrico que sacudió el país vecino en la madrugada de martes, de 6,1 grados en la escala de Richter.

Ya se encuentran en Albania dispositivos de fuerzas griegas especializadas en operaciones de rescate, mientras el ministro de AAEE, Nikos Dendias, visitó ayer zonas gravemente afectadas, tras su visita a Skopje.

Asimismo, la Asociación de Médicos de Atenas ha formado un equipo de médicos que visitará las regiones afectadas y llevará medicamentos y material sanitario, aparte de su participación a los servicios médicos a los heridos.

En las operaciones de rescate participan varios países, como Francia, Italia, Turquía, Montenegro, Serbia y Kosovo.

Al mismo tiempo, la Unión Europea ha activado el Mecanismo de Protección Civil, a petición de las autoridades albanesas.