En un periodo de crisis en las relaciones euroturcas y de un entorno preocupante en Mediterráneo Oriental, Grecia ha sugerido a Turquía abrir un nuevo capítulo en las relaciones turco-helenas, que “no estará basado en las provocaciones, que son fáciles, sino en el esfuerzo laborioso de construir puentes sobre fundamentos sólidos” señalan fuentes del Ejecutivo griego.

En su reunión con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien el jueves estuvo de visita en Atenas, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, señaló que para entrar en este nuevo capítulo resultan necesarias ciertas premisas, como el respeto absoluto del Tratado de Lausana, el respeto del derecho internacional en el Mar Egeo y la reanudación de las negociaciones para una resolución justa y viable de la cuestión chipriota, en base del marco Gutteres.

Asimismo, en cuanto al asunto de la extradición de los militares turcos que han solicitado asilo político en nuestro país tras el fallido golpe de estado de julio de 2016 en el país vecino, Tsipras recalcó a Erdogan que Grecia es un estado de derecho, en que la Justicia es independiente y sus decisiones deben ser respetadas.