Alexis Tsipras y Zoran Zaev fueron distinguidos con el premio Ewald von Kleist en la Conferencia de Seguridad de Múnich por la superación del conflicto sobre la denominación oficial del país balcánico que duró durante décadas.

Ambos mandatarios alcanzaron tras varios meses de dificultosas negociaciones un acuerdo tras el cual la ex República Yugoslava de Macedonia pasó a denominarse Macedonia del Norte.

“Durante esta disputa no sólo se trató de una denominación, sino que se puso en juego una identidad” resaltó el ministro alemán de AAEE, Heiko Maas, quien alabó a los dos políticos diciendo que son “verdaderos líderes europeos”.

Con este premio, que no cuenta con dotación económica, se busca rendirles tributo a personalidades que se esmeraron particularmente en la superación de conflictos.

Tanto el primer ministro griego como su homólogo del Norte de Macedonia dedicaron esa distinción al futuro de sus respectivos pueblos.