Los ministros de Exteriores de la Unión Europea tendrán debatián hoy por teleconferencia asuntos de primera órden para la política exterior del bloque, entre ellos, la tirante relación con Turquía, con el foco puesto en los últimos episodios como la polémica visita del presidente Recep Tayyip Erdogan a la zona de Varosha en el norte de Chipre.

Un alto cargo de la UE ve estas acciones turcas como “contrarias al espíritu” de la propuesta del bloque europeo, que ha primado la iniciativa de diálogo sobre las respuestas punitivas, y se une a decisiones en el último mes y medio que se enmarcan en la línea opuesta al apaciguamiento de las tensiones que la UE espera de Ankara.

Los ministros de AAEE de Grecia, Nikos Dendias y de Chipre, Nikos Jristodulidis informarán a sus socios europeos respectivamente sobre los últimos episodios de exploración gasísitica en el Mediterráneo y de las maniobras turcas en la isla, así como del apoyo de Erdogan a iniciativas que atentan contra las resoluciones de la ONU para la unificación de Chipre.

Es en la cumbre de diciembre, cuando los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tendrán sobre la mesa la evolución de la situación en el Mediterráneo Oriental y las posibles sanciones contra Turquía. Para la cita de diciembre, el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, prepara un informe sobre la situación en el terreno y las posibilidades sobre la relación con Turquía.

En el Consejo de Asuntos Exteriores también estarán sobre la mesa la relación transatlántica tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos y las posibles nuevas medidas en el escenario bielorruso, ante el incremento de la represión por parte del Gobierno de Alexander Lukashenko y el deterioro de la situación en el país.