Una gran cabeza del dios Hermes ha aparecido en pleno centro de Atenas durante los trabajos de renovación del alcantarillado de una de las calles más concurridas de la capital griega.

Según informó este domingo el ministerio de Cultura, la cabeza, que representa al dios mensajero en edad adulta, fue hallada a tan solo 1,30 metros de profundidad en la calle Eolu, cerca de la Iglesia de San Irene y junto a la emblemática plaza de Monastiraki.

Las primeras investigaciones apuntan a que se trata de un fragmento de una columna, y la imagen es típica del Hermes Propileo del escultor Alcámenes.

Todo apunta a que se trata de una obra original que posiblemente data de finales del siglo IV o comienzos del siglo III a.C, señaló el ministerio en un comunicado.

El hallazgo, que se conserva en buen estado, fue trasladado de inmediato a un depósito del Eforato de Antigüedades de Atenas.