El ministro suplente de Defensa Nacional, Dimitris Vitsas, en su entrevista en la cadena televisiva del Parlamento Griego, sostuvo que Grecia no debe involucrarse en la crisis entre Turquía y la UE y que si lo hiciera, obraría en contra de sus propios intereses.

Vitsas comentó que esta crisis daña la perspectiva europea de Turquía que hasta el momento ha sido un factor positivo para la estabilidad geopolítica de la región y además genera adversidades difíciles de superar a corto plazo. De ahí que “tenemos que andar con pies de plomo”, concluyó el ministro suplente de Defensa.

Finalmente, refiriéndose a la idea de una Europa de muchas velocidades, Vitsas mostró su desacuerdo y estimó que “esta idea presagia un futuro negro para Europa en contra de sus principios fundamentales”.